Foros Comunidad

Foros Comunidad (http://foros.wilkinsonpc.com.co/)
-   Noticias de Ciencia y Salud (http://foros.wilkinsonpc.com.co/noticias-de-ciencia-y-salud-19/)
-   -   802.11n: la WiFi más rápida todavía no lo es tanto (http://foros.wilkinsonpc.com.co/noticias-de-ciencia-y-salud-19/802-11n-la-wifi-mas-rapida-todavia-no-lo-es-tanto-1408.html)

W-Bot 04-May-2007 23:06

802.11n: la WiFi más rápida todavía no lo es tanto
 
"Cuando yo tenía tu edad", les diremos algún día a nuestros boquiabiertos nietos, "¡sólo podíamos conectarnos a Internet sin cables a través de puntos de acceso con un radio de alcance de 30 metros!". Siempre, claro, que todo evolucione según espera la industria de la electrónica. Cada dos años, más o menos, aparece otra variedad de equipos WiFi mejores y más rápidos, que se distinguen con denominaciones tan poco atractivas como 802.11b y 802.11g. La edición de este año es la 802.11n, que se supone ofrece dos enormes ventajas respecto a los populares tipos b y g: 5 veces más velocidad y 15 veces más alcance. Lo cual no estaría nada mal, si fuera cierto. Por ejemplo, significaría que con la señal de un único transmisor (un enrutador inalámbrico, por utilizar la terminología técnica) cubriríamos de datos todas las habitaciones de una casa.

He probado los enrutadores 802.11n de Apple, Belkin, Linksys y Netgear, junto a un modelo "g" más antiguo para disponer de alguna referencia. Para cada prueba, he instalado el enrutador en el sótano y he procedido a medir la intensidad y el alcance de la señal en seis lugares, dos de ellos en cada planta: sótano, primer piso, segundo piso y desván. Al terminar, me había tragado 120 tramos de escalera. ¿Hay alguien que desee patrocinarme con fines benéficos?

Resulta que 802.11n sí mejora tanto la velocidad como el alcance, pero en absoluto los multiplica por 15; generalmente lo hace por 2 o más. Con un enrutador 802.11n debería bastar para cubrir hasta la mansión más lujosa.

Los equipos 802.11n más recientes también son interoperables: la tarjeta Belkin para portátiles funciona con el enrutador de Apple, y así sucesivamente, aunque no siempre a la velocidad máxima. Y aún mejor: los portátiles antiguos con "b" y "g" pueden beneficiarse del mayor alcance de los enrutadores 802.11n, aunque sea a sus velocidades respectivas de "b" y "g".

Y ahora viene la parte negativa.

Primera nota al margen: para disfrutar de las redes 802.11n en todo su esplendor, hace falta algo más que el enrutador 802.11n; tembién hay que tener un receptor 802.11n en cada ordenador. Suelen adoptar la forma de tarjetas PC Card para los ordenadores portátiles, o de antenas USB para los de sobremesa. Como era de esperar, los enrutadores 802.11n también son más caros. Segunda nota al margen: la alianza del sector que establece todos estos estándares técnicos todavía no ha finalizado las especificaciones de 802.11n. Los enrutadores actuales son mucho mejores que los burdos intentos del año pasado, pero todavía se basan en un borrador semi-definitivo de las especificaciones 802.11n. Tanto Apple como Belkin y Netgear (pero no Linksys) prometen para este verano actualizadores de software que transformarán sus equipos "n borrador" en compatibles con "n definitivo".

Tercera nota al margen: si espera usted una mayor rapidez de navegación por Internet, ya puede olvídarse de ella. Un módem de cable típico se conecta a Internet a 5 Mbps (megabits por segundo). Si quiere, puede usted dividir por 8 esas incómodas unidades para transformarlas en megabytes, más familiares, o limitarse a aceptar que cuantos más Mbps, mejor.

Incluso las redes WiFi más antiguas transmiten los datos mucho más rápido: de 20 a 30 Mbps, por ejemplo. El cuello de botella no es la red doméstica, sino la conexión a Internet: actualizar a un equipo 802.11n no afecta absolutamente en nada a la velocidad de Internet.

El aumento de velocidad se nota sobre todo al copiar cosas de un ordenador a otro: por ejemplo, al trasladar ficheros de gran tamaño o visionar el vídeo de un PC en otro.

Así pues, ¿qué velocidad se puede alcanzar? La afirmación de "hasta 300 Mbps" que aparece en la publicidad es una de las exageraciones más absurdas de este mundo tecnológico. En condiciones reales, puede usted esperar de 50 a 100 Mbps, lo cual sigue siendo mucho mejor que "g".

David Pogue probando los cuatro enrutadores 802.11n (clic para ver vídeo)De hecho, mis enrutadores Linksys, Belkin y Netgear no consiguieron superar los 49 Mbps en ningún momento, ni siquiera tras varios días de experimentar y consultar a los mayores expertos de sus fabricantes. Tal vez mi casa se encuentre en un pliegue espacio-temporal o algo así, porque las pruebas de enrutadores 802.11n que publican las revistas de informática producen generalmente velocidades de más de 90 Mbps. Que es también lo que logré alcanzar con el enrutador de Apple.

Nota al margen 4: cualquier fabricante que describa el alcance de su enrutador como "hasta 500 metros" debe de haber llevado a cabo sus pruebas en la luna.

Aquí en la tierra, la intensidad de la señal se ve afectada por minucias como el aire, los muebles, las paredes, los suelos, los cables, las interferencias telefónicas y la orientación de las antenas.

Tanto la velocidad como la intensidad de la señal disminuyen proporcionalmente a medida que nos alejamos del enrutados. Sólo los de Apple y Netgear alcanzaron todas las plantas de la casa desde el sótano, y por los pelos.

No obstante, los cuatro enrutadores cubrieron ampliamente todas las habitaciones en cuanto los instalé en el primer piso o en el segundo.

Y por cierto, también las casas de los vecinos. Un buen argumento para activar la contraseña de protección de su enrutador, a no ser que se lleve usted tan bien con sus vecinos que no le importe compartir con ellos su conexión a Internet.

A continuación, las diferencias entre los cuatro enrutadores probados.

Apple Airport Extreme

Este enrutador merece cuatro superlativos: el más pequeño, el más bonito, el más rápido y el de mayor intensidad de señal.

Aunque el Airport Extreme cuesta 169 , los fans de Apple se ahorran dinero en el otro lado: Apple lleva desde el otoño de 2006 incorporando discretamente receptores 802.11n en la mayoría de sus ordenadores portátiles y de sobremesa. En otras palabras, no hay que comprar tarjeta para los Mac; sólo hace falta un "activador" de software que desbloquea las funciones 802.11n. Este programa se incluye con el enrutador de Apple, aunque también se puede adquirir (cuesta 2 ) en www.apple.es.

El programa de configuración, idéntico para Mac y Windows, es infinitamente más pulido y accesible que sus rivales. Basta con conectar una impresora o un disco duro al terminal USB del enrutador y, bingo: queda accesible desde cualquier ordenador de la red. Muy práctico.

La mayoría de los enrutadores 802.11n trabajan en el mismo rango de frecuencias (alrededor de los 2,4 gigahertzios) que los teléfonos inalámbricos, los hornos de microondas, los chismes Bluetooth y las redes WiFi más antiguas. En cambio, el enrutador de Apple es de los primeros que ofrece una banda de frecuencias alternativa y mucho menos concurrida (5 gigahertzios), con lo que evita interferir en las llamadas telefónicas e irrumpir en las redes de los vecinos. Tanto Linksys como Belkin y Netgear tienen previsto lanzar tarjetas y enrutadores de "doble banda" parecidos este mismo año.

La mayor decepción: los cuatro enrutadores cuentan con terminales Ethernet en la parte trasera para conectar ordenadores sin funciones inalámbricas, pero extrañamente los de Apple son terminales antiguos y lentos, de 100 Mbps. Resulta especialmente extraño, considerando que los ordenadores de la misma Apple llevan terminales gigabit (1.000 Mbps). Los terminales de los enrutadores Linksys y Netgear sí ofrecen una velocidad de un gigabit.

Enrutador inalámbrico Belkin N1

Belkin N1La verdad es que nunca se ha visto otra empresa que se proponga tan firmemente facilitar las conexiones de red. Los conectores del enrutador están identificados por colores; cada componente y cada cable lleva una enorme etiqueta numerada que se corresponde con las instrucciones.

El enrutador propiamente dicho cuenta con iconos rotulados para cada enlace de red (ordenador, enrutador, módem, Internet) que se iluminan en color azul cuando funcionan y parpadean en ámbar cuando hay alguna incidencia. Este pequeño mapa resulta sumamente útil para detectar dónde está un problema.

Por último, el número de teléfono de asistencia técnica de Belkin aparece destacado en todas y cada una de las hojas de papel que contiene la caja. Increíble.

Linksys WRT350N

Linksys WRT350N (clic para ampliar)De este equipo sobresalen todo tipo de antenas. La instalación es una pesadilla, repleta de avisos alarmantes como "Este producto no soporta Windows 98SE" (¿y qué?) y "El software sin certificar puede dañar su ordenador o robarle información" (¡qué miedo!). Y el número de teléfono sólo aparece al dorso del sobre del CD, en letras blancas de cuerpo 6 sobre fondo azul claro.

Como aspecto positivo, se le puede conectar un disco duro USB o un llavero USB de memoria flash para compartirlo con toda la red.

Netgear WNR854T

Netgear WNR854TAl igual que Apple, Netgear ha logrado diseñar una elegante carcasa blanca sin antenas que sobresalgan. Pero a diferencia del de Apple, el equipo de Netgear es más indicado para especialistas en redes. Tardé siete horas en lograr que mi enrutador funcionase, la mayoría de ellas por culpa de un operador de asistencia técnica que insistió desde su puesto en la India en que necesitaba el antiguo Internet Explorer 6 para realizar la instalación (posteriormente, un responsable de producto me aseguró que dicha información era falsa.

Si usted tiene Windows Vista, tendrá que descargar y grabarse su propio CD de instalación. Hecho lo cual, el programa de configuración de Internet se acaba colgando, con un mensaje de error ridículo: "Conexión a Internet no disponible". Sí? No me diga...

Así pues, ¿cuál es el veredicto? Las WiFi 802.11n ya están aquí. Si va a comprarse un equipo inalámbrico nuevo y no puede esperar unos cuantos meses más a que el comité 802.11n acabe la especificación, compre el equipo de Apple o el de Belkin, ambos más pulidos y actualizables.

Y luego, a esperar el lejano día en que un único enrutador 802.11z, colocado estratégicamente en algún rincón de la sierra de Madrid, nos proporcione acceso a Internet de alta velocidad desde Cádiz hasta Donosti y desde Valencia hasta Ourense.

David Pogue

Publicado originalmente en The New York Times y reproducido con autorización del autor.

http://video.on.nytimes.com/?fr_stor...855847df7851ac...


La franja horaria es GMT -5. Ahora son las 11:47.

2010 ©
Powered by : vBulletin® Versión 3.8.8 Copyright ©2000 - 2019, Jelsoft Enterprises Ltd.
SEO by vBSEO 3.2.0
Sitemap 1 - Sitemap 2 - Sitemap 3 - Sitemap 4